El siguiente trabajo, que fue presentado en el Primer Encuentro Nacional de Criadores de Abejas Reinas realizado en Gral. Belgrano los días 23 y 24 de febrero de 2018, se realizó con productores apícolas de la localidad de San Pedro en la provincia de Jujuy. Estos productores están nucleados en el grupo Mieles de San Pedro inscriptos en el programa Cambio Rural II.

 

El punto de partida de este trabajo se realizó tomando como base apiarios de varios de los integrantes del grupo. El estado de las colmenas era muy variable, algunas nunca habían tenido un recambio de reinas, por lo que el primer paso consistió en la selección de las colmenas para el criadero. Este proceso se llevó a cabo durante tres años para lograr un criadero de reinas en la localidad de Santa Clara, distante a 30 Km. de San Pedro.

 

Si bien solo son tres temporadas de trabajo y análisis de resultado, se puede destacar que contar con un criadero de reinas es una de las herramientas más importantes del grupo, ya que permitió afianzar el trabajo conjunto e interactuar con otros apicultores. Vincularse con instituciones, empresas del medio y mostrar una propuesta tecnológica diferente a la que se venía usando en la zona, y de la cual los productores se sienten participes de su construcción. También ha permitido mejorar la planificación de actividades de campo, realizar ventas conjuntas y ver el trabajo del grupo con otra perspectiva.

 

Se espera seguir trabajando en la producción de material vivo como proveedores de núcleos, celdas y reinas a otros productores.

 

Objetivos:

 

Se intenta demostrar la importancia de contar con un criadero de reinas en la zona, siendo este la herramienta principal del desarrollo del grupo, y de la zona. La genética seleccionada utilizada en todos los casos corresponde al programa de Material Vivo Certificado del INTA-PROAPI.

 

Materiales y Métodos

 

Se trabajó con el criadero de reinas Santa Bárbara, de Mieles de San Pedro, que se instaló en una zona apropiada de floraciones tempranas y su operatividad fue en función de las necesidades del grupo. Las multiplicaciones se realizaron en método de canastos técnicos, alimentador, estampado. Jarabe de sostén, en diferentes apiarios. Celdas del criadero de reinas.

 

Punto de partida

 

El presente intenta compartir las experiencias de productores que inician trabajo con criadero de reinas, monitoreado y auditados, desde el 2015 al 2017. En la mayoría de los casos el material vivo correspondía a colmenas silvestres que llevaban años sin recambio o enjambres capturados.

 

Cuadro (datos del plan de trabajo de dos casos)

 

 

Resultados:

 

Año 2015: en todos los casos, al incorporar la genética del MVC, lo primero que se notó fue el comportamiento y la mansedumbre de las abejas, así como el color. Cabe recordar, que por la zona, los ecotipos de abejas presentes suelen ser agresivas y oscuras.  En sanidad se pudo observar, cría compacta uniforme que en muchos casos cubría todo el cuadro.

 

2016 fue el segundo año, de recambio. El comportamiento de las abejas fue otra de las características más notorias. Ya se podía notar la diferencia de trabajar con reinas hijas del criadero. Fue más fácil desde la ubicación de las reinas en las prácticas de multiplicación y todo el proceso. Se notó también un porcentaje de recambio propio de reinas y algunas perdidas de colmenas. Un poco más de miel, que en el primer año, pero el plan de trabajo siguió destinado se siguió con recambios de reinas y multiplicando para crecer.

 

En el tercer año de trabajo se pudo ver, a modo general, que en aquellas colmenas que fueron recambiaba el segundo año, la perdida de colmenas fue menor. Se sostiene el comportamiento notorio de mansedumbre. Producción de miel: se vio incrementado teniendo una media de dos alzas por colmenas. En este punto se pudo ver en varios casos la falta de material melario ya que se vio en auditorias colmenas bloqueadas por falta de espacio. Puedo deberse a floraciones adelantadas.

 

Conclusión:

 

Contar con un criadero de reinas es una de las herramientas más importantes del grupo, y también de la zona, ya que se interactúa con otros apicultores. Nos ha permitido planificar las actividades en función del criadero y de las diferentes zonas si bien la experiencia es poca nos ha permitido apreciar la importancia de llevar este proyecto de criadero en forma grupal y con el apoyo de todos los integrantes del grupo. Se cuenta con el apoyo incondicional de los técnicos del PROAPI, que siempre están pendiente y asesorando en cada detalle de las actividades.

 

Se espera seguir trabajando en la producción de Material Vivo, ya hemos tenido experiencias de proveer núcleos, celdas y reinas a otros productores.

 

Por el siguiente trabajo se agradece la colaboración a los productores de Mieles de San Pedro y al INTA, a través del PROAPI, que confió y acompaño en todo el proceso demostrándose así lo importante que es el criadero como herramienta de trabajo y de desarrollo. También se agradece a todos los actores que acompañaron y lograron este trabajo que si bien, se cuenta la experiencia de dos casos esta todo el grupo de productores y los técnicos, involucrados en el mismo.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

© REDLAC-AF