El PROAPI ha recibido reportes, de algunas regiones del país, de altas prevalencias de Varroa, debido a esta situación se recomienda a los productores y técnicos realizar un monitoreo para determinar los porcentajes de infestación del ácaro en estado forético.

 

La Varroosis es la enfermedad que mayores perjuicios causa a la apicultura Argentina. Se estima que en nuestro país produce pérdidas multimillonarias anualmente. Esta situación requiere estar alerta en los momentos críticos a efectos de minimizar las pérdidas ocasionadas por este parásito.

 

Es importante no demorar los muestreos y tratamientos para evitar el daño que provoca el ácaro en las colonias que van a ingresar en la invernada. Es durante el otoño que la población de abejas se reduce y crece de forma relativa número de varroa forética. La cantidad de parásito presente condiciona la eficacia de los acaricidas que se apliquen; pero no sólo es una cuestión de números, sino que las abejas que nacen en el otoño deben ser las mejores del año porque deben vivir varios meses y ser capaces de alimentar a la nueva cría en primavera. Por eso es que el monitoreo y tratamiento son cruciales en esta época.

 

 

Usualmente se sugiere realizar el monitoreo y control de Varroa ni bien haya finalizado el flujo principal de néctar, que variará enormemente en función de la curva de floraciones de cada región. Dada la gran extensión territorial donde es posible desarrollar la apicultura comercial, se recomienda trabajar con la curva de floraciones para ajustar las fechas del plan de monitoreo y control sin extender los tiempos, ya que esto complicaría aún más la situación.

 

Para el control de varroa se recomiendan los productos aprobados por SENASA en cámara de cría, y reiterar el muestreo una vez finalizado el tratamiento. Es importante que se realice en la cámara de cría debido que es allí donde se encuentran las abejas nodrizas y, mayormente, los ácaros.

 

De acuerdo a las prevalencias que se están reportando en varias regiones, posiblemente queden remanentes luego del tratamiento, esto solo se podrá determinar si se realiza el monitoreo pos tratamiento. En ese momento se recomienda aplicar un acaricida orgánico aprobado por SENASA para bajar esas cargas y, de esta manera, sanear los últimos ciclos de la cría que ingresarán a la invernada.

 

¡Los monitoreos y el control con productos aprobados son claves!

 

Es imprescindible priorizar el monitoreo y control de fin de temporada, considerándose el muestreo pre tratamiento acaricida, y un segundo muestreo luego de finalizada la cura de otoño.

 

Este control a fin de temporada debe permitir que las colmenas se encuentren con cargas lo más cercano a “0%” antes de los 2 últimos ciclos de cría, ya que estas son las abejas que invernarán y necesitamos que nazcan sanas y con buenas reservas proteicas.

 

No debemos olvidar que si posterior a los tratamientos de otoño aún se mantiene la cría es probable que Varroa vuelva a ser un riesgo por lo que se debe mantener el monitoreo. Seguido a éstos es importante controlar las cargas parasitarias a comienzos de la temporada.

 

Para esta tarea, la herramienta idónea es la “prueba del frasco”

 

 

 

Recomendaciones

  • Para saber cuántas muestras realizar, tome como referencia la siguiente indicación:

Más de 60 colmenas en el apiario, tomar muestras en el 10 % de las mismas. Si  la cantidad es menor a 60, tomar muestras en por lo menos 6 como mínimo.

  • De cada colmena tomar una muestra de aproximadamente 300 abejas. Las abejas se sacan de ambas caras de 3 cuadros con cría abierta. De esta forma nos aseguramos que la muestra represente el estado sanitario de cada colmena.

  • Recuerde que no se deberán muestrear las colmenas ubicadas en los extremos del apiario, las zanganeras, ni las huérfanas.

  • Es fundamental que los muestreos en cada temporada se realicen sobre las mismas colmenas. Para ello se aconseja identificar la cámara de cría y el frasco correspondiente con la misma marca

  • El mayor porcentaje de infestación obtenido en el muestreo, será utilizado como valor de referencia para decidir las medidas a tomar en el apiario.

 

Recuerde que la salud de sus abejas está en sus manos.
Un monitoreo a tiempo, le ahorrará muchas pérdidas.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

© REDLAC-AF